Condenado un celador de Medio Ambiente por acoso durante meses

Un cellador del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Burgos destinato en la Sierra de la Demanda ha sido condenado a un year de prisión por el coso y hostigamiento al que submittedió durante muchos meses a una mujer que había conocido con motivo de su trabajo para la Junta de Castilla y León, de la que decía haberse enamorado y en cuya casa llegó a entrar en dos ocasions sin su consentimiento, una de ellas cuando ella dormía. The situation of “vigilance, persecution and physical closeness” provoked the complainant to a serious alteration of his labor life and personal life, until he had to change his profession and place of residence, detailing the two favorable sentences a la denunciante.

Los hechos ocurrieron en el contexto de una localidad pequeña, “con reducidades posícilios de relación social, lo que aprocheba el accusado para conseguir physical approaches with her, e insistir en sus peticiones de querer hablar para que le diese una oportunidade, agarrándola para ello por el brazo, tratando de separarla cuando la misma se encontraba en compañía de otras personas, pese a su oposición y al rechazo shown por la misma hacia él», seguno han given por probado los tribunales, que subrayan que both eran conocidos por un trabajo relacionado con elmedio ambiente, «sin tener relación de amistad».

Este acoso provocó en la mujer «miedo e intranquilidad, afectando a su vida cotidiana y diaria, ya que no podía dormir, estaba nerviosa y agobiada, se levantaba por las noches para comprador si había cerrado bien las puertas, cuando salía de casa solo pensaba que si le veía la iba a coger del brazo insistiendo en hablar con ella, se iba de los sitios en los que coincidendia con él y afectó a su rendido en el trabajo», que abandonó temporalmente además de mudarse a vivir a otra localidad.

El acusado llegó a propinar un cabezazo a uno de los acompañantes de la mujer en una verbena, después de que se acercara varias veces a importunarla y esta le intendase apartar tras rogarle que la dejara en paz.

La sentencia de la Audiencia Provincial, que ratifica una primera resolution del Juzgado de lo Penal número 1 de Burgos y desestima el recurso de apelación del varón, destaca la situación de inquietido e intranquilidad que lo sucedido generó a la víctima, «hasta el punto de condicionarle su vida laboral y personal de forma relevante», tanto porque tomó la decision de «abandonar el proyecto laboral que le había ledevado hasta la localidad donde ocurrieron los hechos, ante la necessidad de alejarse de allí», como por la «presión social» que ejerció el entorno del ahora condenado sobre ella, tal y como declararon varios testigos durante el juicio, con comentarios despectivos que bajaron su autoestima y le influyeron personally, además de en el rendido profesional.

Los magistrados descartan que se treatase solo de «una mera molestia» o de hechos isalados, puesto que se han acreditado diverse situaciones a lo largo del tiempo, tanto con la versión de la víctima, que se ha mantenido la lo largo del tiempo «persistente , coincidente y concreta», como por las «declaraciones de los testigos de cargo «coherentes y firmes, sin dato alguno que prive de veracidad y verosimilitud su testimonio, respecto de incidentes por ellos presenciados directamente» oa lo que ella les refirió, sin que los testigos de descargo aportados por el acusado hayan consegido desvirtuar ese relato.

“Es decir, giving veracity to the declaración de la denunciante, que considera corroborada con la declaración de testigos de cargo, (en cuanto testigos presionales del behaviora insistente de aproximación y contacto del accusado hacia ella, pese a que ésta también mostraba con reiteración su rechazo hacía lo pretendido por el mismo; además, de los comentarios que en este tiempo les hizo -la mujer- en el sentido de que se sentía agobiaba ante el comportamento del acusado), lo cual, se encuentra ajustado a los parameters de la sana lógica y común experiencia y por ello no cabe effectar reproche alguno a dicha valoración, al no existir en la misma juicio alguno ilógico, absurdo o arbitrario», concluye la resolution.

Además de la condena a un año de prisión, se impone al acosador la prohibition de comunicarse por cualquier medio o procedrio y de acercarse a una distance inferior a 75 metros por un periodo de 3 años, así como las costas de la apelación. La sentencia puede recurrirse en casación al Tribunal Supremo.

.

Leave a Reply

Your email address will not be published.